ROMANCES

Cualquier asunto es bueno para un romance, palabra que, tratándose de métrica, nos remite a una estrofa de origen medieval que consiste en emplear a lo largo del poema el verso octosílabo y usar la misma rima asonante en todos los versos pares dejando los impares sueltos. ¿Cuántos versos? Los que quieras, pero en número par: 8, 14, 20…

SUSANA

Susana, Susana dulce
cual fruta por la mañana.
Me despierto y veo en ella
la flor que ilumina el alba,
y con mis besos de Luna
pongo rocío en su palma
para que beban las aves
que alegres nos acompañan.
Su cabello es de colores
y su piel tan delicada
que parece que se rompe
cuando mi aliento la alcanza.
¿Y qué decir de sus ojos,
de sus labios como espadas,
de los dientes de su boca
tan relucientes cual plata?
Susana, Susana dulce
cual copa de madrugada
que me ofrece de beber
un amor que no se acaba.
Susana, Susana dulce,
ángel sin plumas ni alas,
si yo fuera como un río
en tu mar desembocara.

Carlos de la Fuente

BARCO PIRATA

Navegaba mi velero
en lontananza por mar;
se  ha asomado un barco grande
muy blanco como la sal.
El capitán, un pirata
bravucón, largo, patán,
sobre la mar con fiereza
la suerte quiere tentar.
Avanzaba con la brisa
mientras entona un cantar
que los peces escuchaban
olvidados de nadar.
Si la suerte le acompaña
a la isla de Java irá.

Rosa Vázquez

PLENITUD

El vivir, un desafío,
el saber es una gloria.
Si vivimos con lealtad,
para Dios, una victoria.
Hay mucha gente cruel,
los buenos hacen historia.
Quien vive con la razón,
la vida tiene gozosa.
¡Cómo reluce lo bueno,
es una estrella preciosa!
Tenemos muchos derechos
y libertad las personas.

Elisabeht Martins

CABALLERO MEDIEVAL

Don Arturo de Latarce,
gran caballero español,
partió a luchar en la guerra
que el Rey Moro comenzó.
Él no concedía tregua,
más de cien moros mató,
dando tajos con su espada
rojo sangré la tiñó;
cara intentaban plantarle
mas nadie podía, no,
hasta que el cruel enemigo
un malvado plan urdió.
Fuera un hábil asesino
quién la vida le quitó,
escondido entre las sombras
por la espalda le asaltó.
Así murió Don Arturo,
Que por su patria luchó.

José A. Galindo

LA FELICIDAD

Felicidad es decir,
felicidad no compramos.
Acariciarla quisiera,
con eso nos contentamos.
Porque de ella todos quieren,
aunque algunos no encontramos.
Apariencia sólo es,
con buscarla nos bastamos.

Yaneris de Morel

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesías. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s