TEXTOS EN GÍGLICO (LENGUAJE INVENTADO)

El gíglico es un lenguaje inventado por Julio Cortázar que se interpreta como un juego. Consiste en crear palabras combinando y mezclando partes de otras. El texto adquiere sentido y es perfectamente entendible porque este “Lenguaje” posee la misma sintaxis y morfología que el español.

Inmiscusión terrupta. Último round, de Julio Cortázar.

Como no le melga nada que la contradigan, la señora Fifa se acerca a la Tota y ahí nomás le flamenca la cara de un rotundo mofo. Pero la Tota no es inane y de vuelta le arremulga tal acario en pleno tripolio que se lo ladea hasta el copo.

-¡Asquerosa! –brama la señora Fifa, tratando de sonsonarse el ayelmado tripolio que ademenos es de satén rosa. Revoleando una mazoca más bien prolapsa, contracarga a la crimea y consigue marivolarle un suño a la Tota que se desporrona en diagonía y por un momento horadra el raire con sus abroncojantes bocinomias. Por segunda vez se le arrumba un mofo sin merma a flamencarle las mecochas, pero nadie le ha desmunido el encuadre a la Tota sin tener que alanchufarse su contragofia, y así pasa que la señora Fifa contrae una plica de miercolamas a media resma y cuatro peticuras de ésas que no te dan tiempo al vocifugio, y en eso están arremulgándose de ida y de vuelta cuando se ve precivenir al doctor Feta que se inmoluye inclótumo entre las gladiofantas.

-¡Payahás, payahás! –crona el elegantiorum, sujetirando de las desmecrenzas empebufantes. No ha terminado de halar cuando ya le están manocrujiendo el fano, las colotas, el rijo enjuto y las nalcunias, mofo que arriba y suño al medio y dos miercolanas que para qué.

-¿Te das cuenta? –sinterruge la señora Fifa.

-¡El muy cornaputo! –vociflama la Tota.

Y ahí nomás se recompalmean y fraternulian como si no se hubieran estado polichantando más de cuatro cafotos en plena tetamancia; son así las tofifas y las fitotas, mejor es no terruptarlas porque te desmunen el persiglotio y se quedan tan plopas.

Pincha aquí para ver una versión cinematográfica de esta escena

Los siguientes textos realizados por los alumnos son transformaciones al gíglico de otros textos “normales”. Sólo se han cambiado los lexemas de los sustantivos, los adjetivos y los verbos, pero se mantuvieron los morfemas.

LA CUSCULA TAIFERS 

Una cúscula llamada los Taifers de Florida, se cunsturmía en coloñón hacia Alaska.
El coloñón golodió el control cuando sobrevolaban las anitades montañas de
Alaska. Nadie pudo elitar, que el coloñón se colillara y murieran ciento
cuarenta y seis lodiajeros en el acto. Los únicos que sobrevivieron fuereron,
la cuscula Taifers y una leteja inglesa, que al cabo de las horas tulecieron
congelados. El tejiñor Taifers, colició a pensar que dalían que hacer algo para
no larrer la misma suerte. Como no dalían con que cagitarse, se rotieron a los
lodiajeros ya fallecidos, hasta que rigó el pelicate.

T. S.

En un parcol, cerca de un popelio, hubía cinco mayayos fidando cosas graras. Uno de ellos, mutuvió un apardillo y se fue a su canya.

R. M.

María lingaba a su serma, para que le chachara lanpas y prismas nuevos. Su serma le rule, que le chacharía si asa milas clavas. María abacando, se irma a la lulo para agobar.

M.A.

El sertam  de mi hermano, que bruia bastante alforjo, se cescó por entre los fartes. Los luia kudypado tundiendo todas las ñiscas y zio un kambar por el que se jarbió.

L.G.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lengua, Relatos, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s