A partir de la idea de Chejov: Un hombre en el Casino de Montecarlo gana un millón de euros, regresa a su casa y se suicida

Antonio, fue al Casino Montecarlo y ganó jugando al póker un millón de euros. Todo el mundo le felicitaba y le hacían fotos. Antonio salió del casino. Se dirigía a su casa sin sospechar que le seguían.

Al cruzar la esquina le agarraron por detrás. Ya le temblaban las piernas cuando se giró. Quedó sorprendido de la belleza de aquella joven.

-¡Tranquilo, sólo quería felicitarte!, exclamó ella.

-¡Me has asustado!, exclamó Antonio mientras suspiraba.

-¿Nos vamos a celebrar tu premio?, preguntó ella con una gran sonrisa.

Antonio pensó que era la mejor noche de su vida.

-¡Claro que sí!, dijo Antonio muy contento.

Y entre besos y champán, acabaron en la habitación de la bella joven.

Por la mañana Antonio se despertó enrollado entre las sábanas y solo en la habitación. Se dio cuenta de que todo era una trampa. La bella joven había desaparecido, y su gran premio del casino Montecarlo también. Entre la tristeza y la amargura, Antonio enloqueció y se tiró por la terraza. Cuando llegaron los Médicos no pudieron hacer nada por él.

Tamara Salguero

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s