DESCRIPCIÓN DE UN PAISAJE CON CASCADA

En primer lugar haremos un trabajo de observación de la imagen. Registraremos los datos de los elementos más importantes según indico:

Elemento de la escena    / Adjetivos /   Comparaciones /    Verbos /    Situación

Después ordenamos los registros para la redacción final, en este caso seguiremos un orden de lo próximo a lo lejano, y de un elemento a otro contiguo.

En la tabla, los enunciados siguen el orden lógico de la oración: sujeto y predicado. Este planteamiento es el mejor para las descripciones científicas o técnicas; pero si pretendemos hacer una descripción literaria, podemos alterar el orden de algunos elementos (hipérbaton) para destacar determinada circunstancia, para no caer en la monotonía o para mejorar el ritmo. Por ejemplo, ponemos el complemento situacional al principio de la oración, desplazamos el verbo al final de la oración, etc. Siempre usamos el punto y seguido al final de cada enunciado.

REDACCIÓN FINAL

Detrás de los árboles y cañas en el primer término de la imagen se descuelga una cascada amplia, ruidosa, espumeante y alegre, como una tarta de cumpleaños. Al pie de la cascada se forma un lago esmeralda de aguas transparentes como un espejo. El agua tranquila desciende hacia el fondo de la imagen hasta el borde de una carretera. Un puente largo, estrecho y alto como un insecto de frágiles patas atraviesa la corriente desde la derecha de la imagen hasta un bosque. Este bosque frondoso y verde como bolas de algodón crece a la orilla del río y junto a la cascada. En medio del bosque y mirándose en las aguas asoman unas casas sencillas como castillos pacíficos. Algunos turistas desocupados y tranquilos como hormigas cruzan el puente en los dos sentidos.

¿Te animas a intentar algo parecido con la siguiente imagen?IMG_2041

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Descripciones. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a DESCRIPCIÓN DE UN PAISAJE CON CASCADA

  1. En el parque tan fresco como ese, tan lindo y cálido como el viento que pasa por ahí. Los árboles amarillos como la primavera, el clima tan hermoso como la mañana.

    • Daniela, gracias por participar en el blog. Muy bien tu adjetivación y el uso de comparaciones, aunque éstas podrían ser más atrevidas y visibles. Por ejemplo: la farola como una margarita gigante y gris…

      Y un consejo final: observa bien. Las hojas doradas por el suelo nos hablan del otoño más que de la primavera.

      Saludos

  2. ornella-cipriano dijo:

    Es muy buena esta página….FELICITACIONES A QUIENES LA HICIERON!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s