EL TEXTO DRAMÁTICO: HEREDARÁS EL VIENTO, DE JEROME LAWRENCE Y ROBERT E. LEE

Antecedentes:

En 1925, en Dayton, USA, un joven profesor, BERT, ha leído a sus jóvenes alumnos la teoría de la evolución de las especies, de Darwin, sabiendo que en ese Estado hay una ley que lo prohibe. Las fuerzas reaccionarias encabezadas por el padre de la novia, RAQUEL, le han denunciado. Le han encarcelado y se va a celebrar el juicio, en el que tomarán parte los más célebres abogados del país. Raquel y Bert son novios desde hace bastantes años. Ella va a visitale a la cárcel, por enésima vez, la tarde antes del juicio.

RAQUEL.- Hola, Bert.

BERT.- Raquel, te pedí que no vinieses.

RAQUEL.- No pude evitarlo. Nadie me ha visto. La señora Meeker no dirá nada. No hago m´s que pensar en ti, encerrado aquí.

BERT.- ¿Sabes una cosa? La comida es mejor que en la pensión. Y no me gustaría que todos se enterasen de lo fresco que se está aquí abajo, pues si llega a saberse, tendremos una ola de crímenes todos los veranos.

RAQUEL.- He pasado por tu casa y he traído algunas cosas tuyas. Una camisa, tu mejor corbata, algunos pañuelos.

BERT.- Gracias.

RAQUEL.- Bert, ¿por qué no dices que todo fue una broma? Diles que no quisiste faltar a la ley y que no volverás a hacerlo.

BERT.- Todo el mundo está emocionado porque llega Brady.

RAQUEL.- Viene en un tren especial desde Chattanooga. Papá va a recibirlo en la estación. Va el pueblo entero.

BERT.- ¿Llevarán la banda?

RAQUEL.- Bert, aún estás a tiempo. ¿Por qué no admites que fue un error? Si el hombre más importante del país después del Presidente, es decir, Mathew Harrison Brady, viene a quí a demostrar a todos lo equivocado que estás…

BERT.- ¿Sigues creyendo que hice mal?

RAQUEL.- ¿Por qué lo hiciste?

BERT.- Tú sabes por qué. Tenía en mis manos el libro. Lo abrí y leí en mi clase superior de Historia Natural el capítulo diecisiete del Origen de las Especies, de Darwin. Todo lo que dice es que el hombre no surgió a la vida como brota un geranio en su maceta, que la vida es consecuencia de un milagra largo, que no se produjo exactamente en siete días.

RAQUEL.- Hay una ley en contra.

BERT.-Ya lo sé.

RAQUEL.- Todos dicen que hiciste mal.

BERT.- No es tan fácil decidir entre lo bueno y lo malo, lo negro y lo blanco, la noche y el día. ¿Sabes que en los polos el crepúsculo dura seis meses?

RAQUEL.- Pero nosotros no vivimos en los polos. Vivimos en Hillsboro, y cuando el sol se pone, oscurece. ¿Por qué te empeñas en cambiar las cosas? Toma.

BERT.- Gracias, Raquel.

RAQUEL.- ¿Por qué tienes que estar en contra de todos?

BERT.- Contra los que piensan igual que tu padre. Raquel… ¡ámame!

Escena de HEREDARÁS EL VIENTO, DE Jerome Lawrence y Robert E. Lee, Editorial Losange. Buenos Aires

Feliz representación. También podéis modificar la escena partiendo de la misma fórmula.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dramatizaciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s