EL RELATO: TRES PROPUESTAS DE TRABAJO

A continuación dejo tres propuestas para redactar un cuento. Procura que no sea muy largo. Y no te olvides de incluir en él:

  • Descripciones de personajes, lugares y objetos usando adjetivos y comparaciones.
  • Diálogos entre los personajes: directos (empleando guiones) e indirectos (utilizando las fórmulas: dijo que, pensó que, preguntó que…)
  • Conectores temporales al inicio (Érase una vez, Había una vez, En tiempos muy lejanos, etc.), en el desarrollo y al final (Unos días después, Pasada una semana, Al día siguiente, Acabada la noche, finalmente, etc.)
  • Puntos y aparte que muestren la estructura del realato (planteamiento, nudo, desenlace)

    1. Redacta un cuento siguiendo este esquema muy frecuente en los cuentos populares de la tradición oral:

a)      El protagonista debe abandonar su casa por necesidad o para resolver algún asunto ineludible.

b)      En su camino se encuentra con un personaje que le ayuda. Frecuentemente le dará consejos o le entregará un amuleto o clave.

c)       Después deberá enfrentarse a varias pruebas o combatir contra los personajes antagonistas que tratarán de impedir que consiga su objetivo.

d)      Con la ayuda del talismán conseguirá vencerlos uno a uno hasta concluir su misión.

e)      Finalmente, regresa a su casa, contrae matrimonio de fortuna y concluye el relato.

2.  Redacta un cuento con este argumento: Un hombre en el Casino de Montecarlo, gana una fortuna, llega a su casa y se suicida.

3. Redactar la trama de una historia tomando el comienzo y el final de la novela Muerte en Venecia, de Thomás Mann

“Von Aschenbach, nombre oficial de Gustavo Aschenbach a partir de la celebración de su cincuentenario, salió de su casa de la calle del Príncipe Regente, en Munich, para dar un largo paseo solitario, una tarde primaveral del año 19… La primavera no se había mostrado agradable. Sobreexcitado por el difícil y esforzado trabajo de la mañana, que le exigía extrema preocupación, penetración y escrúpulo de su voluntad, el escritor no había podido detener, después de la comida, la vibración interna del impulso creador, de aquel motus animi continuus en que consiste, según Cicerón, la raíz de la elocuencia. Tampoco había logrado conciliar el sueño reparador, que le iba siendo cada día más necesario, a medida que sus fuerzas se gastaban. Por eso, después del té, había salido, con la esperanza de que el aire y el movimiento lo restaurasen, dándole fuerzas para trabajar luego con fruto.

(…)

Pasaron unos minutos antes de que acudieran en su auxilio; había caído a un lado de su silla. Le llevaron a su habitación, y aquel mismo día, el mundo, respetuosamente estremecido, recibió la noticia de su muerte.”

Mucha suerte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL RELATO: TRES PROPUESTAS DE TRABAJO

  1. Sysy Heva dijo:

    Figura bastante curiosa, siempre con aspecto tenebroso, con un reloj de arena simbolizando el paso del tiempo y con el mundo en sus manos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s