NOTICIAS INSÓLITAS

Interceptan un ‘gato-mula’ que introducía móviles en una cárcel

Funcionarios de la cárcel de la ciudad brasileña de Arapiraca capturan un gato que entraba en el penal con un teléfono móvil, un cargador, cuatro baterías y hasta unas sierras adheridas a su cuerpo.

Las cárceles de Brasil son famosas por la cantidad de teléfonos móviles que los guardias interceptan a sus reclusos. Los aparatos llegan clandestinamente de las formas más insólitas, como lo demuestra el hecho ocurrido esta semana.

Lo que muchos han calificado de “gato-mula” fue detectado por los agentes de la cárcel Desembargador Luiz de Oliveira Souza en el estado de Alagoas.

Según dijeron fuentes oficiales, el gato fue criado por un grupo de presos que luego lo entregaron a unos familiares que, a su vez, lo adiestraron para entrar y salir del penal por cuenta propia.

Un perro conduce un auto

Monty, un schnauzer gigante de 18 meses de edad, en Nueva Zelanda, ha aprendido a conducir un vehículo. Monty acciona con increíble destreza frenos, acelerador y volante.

Marcos Vette es su entrenador y pertenece a una organización neozelandesa de defensa de los animales que está adiestrando a algunos perros rescatados de las calles.

La organización a la que pertenece Vette –Sociedad para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales– rescata, cuida y busca alojamiento a perros abandonados y quiere poner de relieve la inteligencia de estos animales abandonados y así conseguir que más gente los adopte.

Después de cinco semanas de entrenamiento avanzado, los perros se colocan frente al volante y están listos para conducir, bajo la mirada de un supervisor ubicado en el asiento del acompañante para asistirlos.

Su entrenador, Marcos Vette, explica que el aprendizaje consta de diez movimientos que con la práctica se encadenan en una secuencia.

“Hay mucho por hacer, y lograr que el perro realmente se haga una idea de lo que está sucediendo lleva bastante tiempo”, cuenta Vette que les enseñó a conducir a otros dos perros: Ginny y Porter, además de a Monty.

Una joven casi muere tras meterse su paraguas por la nariz

Una joven estadounidense de 22 años estuvo a punto de perder su vida tras introducirse por su nariz 15 centímetros de su paraguas después de llegar de fiesta con una amiga.

Jessica Yates llegó de fiesta con una amiga y sin motivo aparente se metió su paraguas por la nariz. La joven se introdujo vía nasal los quince centímetros de paraguas sin sentir dolor porque, según declaró, el alcohol que llevaba encima actuó de analgésico impidiendo que molestias o mareos.

“Si se hubiera metido el paraguas unos centímetros más, Jessica podría haber muerto”, respondió el cirujano que la atendió.

Afortunadamente Jessica vive para contarlo y los médicos le han devuelto el paraguas, que para eso era suyo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s