MI VIAJE A LONDRES

Mi viaje se dividió entre París y Londres. Con la excusa de ahorrar unos pesos (en este caso unos euros) y con la idea de evitar aeropuertos, decidí movilizarme en bus, viajando con la empresa Eurolines. En general no me molesta viajar por la ruta, así que a pesar de las muchas horas de viaje (casi 10), no lo sufrí tanto. Además, en el trayecto pude ver la campiña francesa (o más o menos), crucé el Canal de la Mancha en ferry, vi los riscos blancos de Dover, y mi entrada a Londres fue más bien paulatina. Esto último fue bueno, ya que es una ciudad que, para mi gusto, necesita de cierto periodo de adaptación.

En la Estación de Victoria me saqué una Travelcard de 7 días: hay allí unas ventanillas donde te asesoran sobre la forma de viajar por la ciudad que más te conviene, por lo que aconsejo que vayan directamente allí. El hostel en el que me hospedé fue excelente: a unas cuadras de Oxford Circus, se encontraba en una zona bastante céntrica pero tranquila.

Al día siguiente, y un poco apabullada por lo que había visto de la ciudad, decidí hacer el free tour para ubicarme más y para seguir adaptándome al ritmo londinense. Así que me fui con anticipación (porque el entramado del tube es bastante complejo y difícil de entender de una), para encontrar a la gente de Sandemans en Hyde Park Corner. Nota interesante: hay personas que trabajan en las estaciones del subte o metro, y que ayudan con indicaciones a las personas que están medio perdidas como yo. ¡Qué buena onda!

Como no podía ser de otra manera, ese día llovió bastante. Pero de todas maneras conocí muchos de los puntos más representativos: el palacio de Buckingham, Trafalgar Square, el Big Ben, muchos otros palacios, St James Park… Luego del tour, me fui a comer a un pub el plato típico de fish and chips, o en otras palabras, filet de merluza con papas fritas. Me sentía muy british.

Como seguía lloviendo, decidí ir a uno de los tantos museos gratuitos, y ese día elegí el British Museum. No tiene la extensión del Louvre, pero tiene una esencia similar: hay muchísimas cosas expuestas de los griegos y los egipcios, y de los ingleses mismos. La verdad que es un buen lugar para visitar. Para terminar mi día, paseé bastante por Oxford Street, LA calle donde se encuentran todas las marcas de moda. Si son muy consumistas, este es el lugar ideal; si no lo son, pasen un ratito para distraerse.

ROSA Mª DE SIMÓN

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Textos expositivos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s