DESCRIPCIÓN DE UN PAISAJE

Al fondo de la imagen, como montones de azúcar, están las blancas y afiladas montañas. Vigilando desde arriba, se ve el cielo opalino y allanado, como una lámina de acero. Al pie de las montañas, un denso y verde bosque de abetos avanza como gigantes de cuento. Saliendo del bosque se asoma la hierba densa y compacta, como una manta de pelo. Al borde de la hierba, en la parte baja del paisaje, se extiende un lago azul y destellante, como un gran espejo dentro de la naturaleza. En el medio del lago, sobre el agua, se puede ver una canoa roja y larga, como un alfiler. Dentro de la canoa, sentada y quieta, como una estatua, hay una chica. Pegada a su cabeza cuelga una coleta larga y fina, como una vela. Como un lápiz de color, un remo largo y amarillo, cuelga agarrado de la mano de la chica. Sobre todo el paisaje brilla el sol, luminoso y radiante, como un bonito día de verano.

Mónica Varzar

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Descripciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s